domingo, 13 de marzo de 2011

Entrevista a Claudia Casanova por "La tierra de Dios" y "La dama y el león"

Claudia Casanova (Barcelona, 1974) es licenciada en Económicas y en Traducción. Desde hace diez años está vinculada al mundo del libro como editora, traductora y lectora profesional. Ha sido editora y posteriormente directora editorial de Ediciones Paidós. Ha traducido para Vintage Español, Simon & Schuster, Ediciones Península, Seix Barral, Ediciones Minotauro, Ediciones Paidós y Editorial Planeta. Ha colaborado con Círculo de Lectores, Tusquets Editores y Alba Editorial.

Ha publicado en Editorial Planeta dos novelas históricas: la primera, "La dama y el león" (2006), que transcurre en la Francia medieval y que ha sido traducida a varios idiomas. En 2009 publicó "La tierra de Dios", centrada en la España de las tres culturas. Es miembro de la American Historical Association y colabora con medios digitales y revistas de divulgación histórica como Muy Interesante o Historia y Vida. Actualmente está escribiendo su tercera novela, a la vez que colabora en la nueva editorial Ático de los Libros.

(Extracto de la entrevista):


** Después de leer mucho tiempo a otros, ¿qué te hizo dar el paso de escribir y ser leída?
Claudia Casanova:
De hecho, tuve conciencia de que quería ser escritora mucho antes de empezar a editar y traducir. Entré en el mundo editorial desde abajo, como lectora profesional (que sigue siendo una de las actividades más divertidas del negocio, aunque no muy lucrativa) precisamente para encontrar un trabajo que me permitiera vivir entre libros, pero nunca dejé de escribir ni de sentirme escritora.
Escribo porque siento la necesidad de contar historias, de crear un mundo a partir de cero en el que los lectores puedan entrar y pasar un rato entretenido, emocionarse y disfrutar. Además, escribo porque me gusta ser leída: me encanta que los lectores me cuenten lo que han sentido con mis libros. Es para mí la gran recompensa de dedicarme a escribir, conectar con los demás a través de mis historias.

** Podrías haber escrito sobre un amplio espectro de temas, ¿por qué elegiste novelas de aventuras de ambientación histórica? ¿y por qué el siglo XII, precisamente? ¿Has necesitado mucho tiempo para documentarte?
Claudia Casanova:
Empecé a interesarme sobre la Edad Media y el siglo XII en concreto tras la lectura de historiadores como Jacques LeGoff o Georges Duby, que supieron transmitir la belleza y la explosión cultural de un siglo que fue injustamente oscurecido por un Renacimiento deslumbrante, sí, pero que en última instancia bebió de los esfuerzos de los abades, guerreros y campesinos que vivieron y murieron en la Alta Edad Media, entre el 800 y el 1300. Además, las novelas de aventuras e históricas siempre me gustaron, desde que leí a Alejandro Dumas o a Walter Scott: son historias faltas de pretensiones, en el mejor sentido, y que sin embargo se graban en la mente de muchos lectores porque hablan de nociones que hoy nos parecen precisamente eso, novelescas, como el honor, la amistad y la lealtad –y no digamos el amor– y que todo el mundo desea tener en su vida. Y yo quiero hablar de todo eso. Creo que el siglo XII, y en general toda la Edad Media, ofrece estampas muy difíciles de rechazar para un escritor, dónde puede tejer una historia de personajes contra un fondo de acontecimientos increíblemente emocionante. En "La tierra de Dios", por ejemplo, esos lugares fueron Barcelona, Toledo y Córdoba, que son tesoros narrativos en sí mismos.
Dedico unos meses a documentarme, por supuesto: emprendo la lectura de una decena de libros para cada novela, y si hay algún episodio especialmente concreto en el que debo ser muy minuciosa, entonces profundizo mucho más, hasta leer tesis universitarias o trabajos más detallados. Mi labor como escritora luego consiste en tamizar y filtrar esos datos para que el lector perciba la ambientación, pero que no esté abrumado por ella. En términos culinarios, es como un aderezo, que no debe cargar el plato principal.

** Aún siendo ficción, para el personaje de Aalis ¿te has inspirado en alguna figura en particular?
Claudia Casanova:
Me inspiré en una de las leyendas que cuenta Jacobo de la Vorágine, de una mártir que rechazó casarse con el hombre al que la había prometido su familia, y declaró ser "esposa de Dios", lo cual ponía en un brete a la interesada familia: como novicia y virgen, era intocable según la Iglesia y había que respetar su vocación, pero ninguna jerarquía eclesiástica la ayudó pues pesaban más los intereses. La obligaron a ayunar, la encerraron, la torturaron incluso, pero no dio su brazo a torcer. ¡Mi protagonista no lo pasa tan mal, aunque sufre lo suyo!
 
Leonard Quintero
http://ciberanika.blogspot.com/2010/09/entrevista-claudia-casanova-por-la.html


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada